Ventilación y normativas vigentes.

Chile cada vez da mayor importancia a mantener los niveles de calidad del aire que garanticen un ambiente saludable y confortable. Esta conciencia se ve reflejada en las resoluciones y decretos supremos emitidos por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), las normas publicadas por el Instituto Nacional de Normalización de Chile (INN) y en los textos publicados por las mutuales de seguridad.

Sin embargo, a pesar de esta conciencia, las exigencias legales en cuanto a ventilación aún son generales y poco rigurosas. Por ejemplo, en el Decreto Supremo N°47 emitido por el MINVU en 1992, solo se exige la presencia de ventilación manual o mecánica en locales habitables y no habitables, baños, cocinas y lavaderos, sin especificar niveles máximos de humedad en el aire ni tasas mínimas de renovación de aire para estos espacios. El artículo 4.14.10 de este Decreto es el más estricto al señalar que los locales de trabajo deben tener una capacidad volumétrica no inferior a 10 m3 por trabajador y ventanas que permitan una renovación mínima de 8 m3 por hora.
Aun así, la normativa deja la elección de la ventilación a discreción, siempre que se mantenga un ambiente libre de vapores, polvo, gases nocivos y con una humedad no mayor a la del exterior. También se encuentra el Decreto Supremo N°594, que exige ventilación natural o artificial en los lugares de trabajo para garantizar condiciones ambientales cómodas y saludables.

 

Entre los requisitos, se incluyen un mínimo de 10 m3 por trabajador, 20 m3 por hora por persona, con ventilación mecánica o 6 renovaciones por hora con un máximo de 60. Destacamos la resolución exenta N°7713 del MINVU, de junio de 2017, que exige la instalación de extractores de aire forzado con higrostato en baños y cocinas, o algún sistema pasivo que asegure las renovaciones mínimas necesarias para eliminar la producción de vapor en los proyectos de viviendas del Fondo Solidario.

Aunque la legislación sobre ventilación puede ser básica, en Chile, los sistemas de ventilación se basan en normas internacionales. La más utilizada y aceptada por los proyectistas es la ASHRAE 62.1, que establece las renovaciones mínimas según el tipo de habitación y su uso, así como los niveles de calidad interior para reducir efectos adversos en la salud y evitar el "síndrome del edificio enfermo", que ocurre cuando partículas nocivas no son evacuadas debido a una mala ventilación. Tal es la aceptación de esta norma que el Instituto Nacional de Normalización de Chile la adoptó como la Norma Chilena NCh3308, siendo idéntica a la ASHRAE. Esta norma incluye tasas de extracción de aire, porcentajes máximos de humedad permitidos, consideraciones de seguridad para equipos de ventilación, pautas de mantenimiento, clasificación de la calidad del aire, entre otros aspectos fundamentales. En cuanto a los sistemas de ductos de transporte de aire, se siguen las recomendaciones publicadas por la Asociación Nacional de Contratistas de Aire Acondicionado y Metalistería (SMACNA). Además, se cumplen los reglamentos nacionales emitidos por la Secretaría Regional Ministerial (SEREMI) y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para garantizar la seguridad en las instalaciones de los equipos de ventilación.

 

Es importante mencionar que, aunque el Instituto Nacional de Normalización de Chile es el único organismo que ha normalizado la ventilación, es un ente privado que difunde normas, pero no leyes, por tanto, no existe una obligación legal de cumplir con estas normas, más allá de lo establecido en los decretos mencionados anteriormente.

 

Si se busca realizar proyectos bajo estándares de calidad, podemos acudir a la fuente principal de información y en la cual se basan las normativas chilenas vigentes del área de ventilación, nos referimos a la ANSI/ASHRAE 62.1-2007 en la cual se podrán encontrar todos los puntos necesarios para que un proyecto de ventilación se desarrolle de la mejor manera bajo los principales estándares de Ventilación, Extracción e Infiltración de aire. En esta norma ASHRAE que llega a remplazar a su versión anterior del año 2004, podremos encontrar tablas con los valores de renovación de aire según el lugar; las actividades que se desarrollen, la cantidad de ocupantes, etc. También podremos ver los valores estándar de calidad del aire que se requieren en habitaciones especificas o en lugares con desarrollo de actividades críticas, como hospitales, mineras, o estacionamientos, donde se deben encontrar ambientes controlados, ya que el cumulo de material particulado en estas
zonas serían un problema por las actividades que ahí se realizan.

 

Como lo mencionamos anteriormente las normativas chilenas derivan de la normativa ASHRAE, por lo que manejar esta normativa de manera correcta nos asegura tener todo el conocimiento necesario para el correcto cálculo de ventilación de ambiente, con cada uno de los parámetros necesarios para trabajar de manera profesional un proyecto, también es importante saber los estándares de extracción para un ambiente, ya que, es fundamental trabajar los conceptos de ventilación y extracción de manera conjunta.

Cada día se avanza en busca de mejorar nuestros proyectos de ventilación, para esto, es fundamental contar con un estándar que nos regularice a todos en tanto a proyectos se trata, así,los estándares utilizados en los proyectos serias más profesionales e igualitarios para todos. En la actualidad cada proyectista utiliza las normativas que mas acomoden a su forma de trabajar, lo que hace que cada uno de los proyectos pueda están bajo normativas distintas, variando así los resultados de cada proyecto en respecto al otro. Con un ente regulatorio legal se deberían dejar los proyectos bajo una normativa común para todos, facilitando así en un futuro las condiciones de trabajo para diferentes estructuras.

Las normativas ASHRAE también cuentas con ediciones mas modernas enfocadas a lugares de trabajo específicos, como mineras, hospitales y demás, a continuación, se hace entrega de los tomos de ventilación para calidad de aire y adicionalmente el tomo de ventilación en lugares de atención médica en formato Pdf.

Te invitamos a descargar la normativa ASHRAE de manera segura a través de nuestra página web, no olvides darnos tu opinión.

Descargar PDF

Descargar PDF

Regresar al blog